Tiger I

Los inicios del Panzerkampfwagen VI Tiger I se remontan a la invasión Alemana sobre Rusia en 1941. Allí, cuando sus panzers III y panzers IV se enfrentan por vez primera a los T-34 y KV1 rusos, quedó muy evidente que se necesitaba un nuevo tanque pesado. En última instancia, esto dio lugar a una especificación para un tanque de 45 toneladas con un cañón de 88 mm, una pesada armadura, velocidad y maniobrabilidad.

La firma Porsche comenzó a trabajar en este nuevo diseño de tanque, pero se encontró con serias complicaciones. La firma Henschel entonces comenzó a trabajar en su propio modelo bajo la dirección del Dr.Erwin Aders, extrayendo datos de sus labores anteriores sobre diseños de tanques pesados. Las dos empresas querían tener sus prototipos listos para la inspección en Rastenburg por Hitler el mismo día de su cumpleaños, el 20 de abril de 1942. Los tanques de Porsche y Henschel fueron sometidos a pruebas y, a pesar de la amistad del Dr. Ferdinand Porsche con Hitler, el tanque de Henschel ganó, en gran parte debido a su buena maniobrabilidad.

La producción se inició en agosto de 1942 a un ritmo de 25 tanques al mes y alcanzó su punto máximo en abril de 1944, a razón de 104 por mes. Se tardaba una media de 300.000 horas de trabajo para construir un Tiger.

Tiger I henschel

tiger I

El costo promedio de un Tiger era 250.000 marcos del Reich. En comparación, un Panzer III  costaba 96.200, un Panzer IV 103.500, y un Panther 117.000. Si hacemos un cambio de moneda, el Tiger hubiera costado 72.000€ en 1,941. Un cálculo aproximado nos dice que un Tiger I hoy día costaría aproximadamente 923.076€.

tiger factory

tiger i tracks

El nuevo tanque fue designado oficialmente Panzerkampfwagen VI H (88mm) (SdKfz 182) Ausführung H1. El programa de diseño había sido conocido como el Tigerprogram y en marzo del 42, los alemanes comenzaron a referirse al panzer como el Tiger.

Cuando se introdujo, el Tiger era el tanque más poderoso del mundo. El cañón de 88mm era muy potente y la armadura pesada lo hacía casi invulnerable a los ataques. A pesar de que su respeto fue creciendo hasta alcanzar proporciones casi míticas, su debut en combate fue menos que impresionante .

Los primeros 4 Tigers que entraron en combate fueron enviados a la zona de Leningrado en agosto de 1942. Por desgracia, se desplegaron sobre terreno pantanoso y en su primer día de combate los cuatro fueron eliminados, aunque su armadura no fue penetrada. Tres de ellos fueron posteriormente recuperados. A pesar de este mal comienzo, pronto fueron desarrolladas nuevas tácticas para el Tiger y otras unidades fueron entrenadas de forma rápida y equipadas con el Tiger. A finales de 1942, las formaciones de Tiger habían sido desplegadas en Rusia, África e Italia. Los centros de formación se establecieron tanto en Alemania y Francia y, finalmente, los Tigers entrarían en servicio con diez batallones de tanques pesados para el Heer, un batallón de entrenamiento, tres batallones de tanques pesados de las SS y la División de Granaderos Panzer Grossdeutschland. Algunas formaciones adicionales recibieron un número limitado de Tigres.

rusia

Los Tigers fueron causantes de un impresionante récord en Rusia durante 1943 y 1944. Destruyeron enormes cantidades de equipo enemigo y, a menudo sólo el ver un Tiger inducía a que los tanquistas rusos se retiraran. Tuvieron un éxito similar en el norte de África e Italia, creando un efecto psicológico de gran alcance en las tropas aliadas. El 1 de febrero de 1943, los británicos capturaron un Tiger intacto con el que realizaron pruebas exhaustivas. Para su consternación, se encontraron que el Tiger era de hecho un tanque excelente y muy bien protegido contra todas sus mejores armas antitanque.

michael wittmannLa influencia del Tiger en la moral aliada, conocida como Tigerfobia, era tan poderosa que el general británico Montgomery prohibió todos los informes que lo mencionarán. Quizás la mayor fama del Tiger fue adquirida en una sola acción, en Normandía, donde el famoso comandante de las SS Obersturmführer Michael Wittman destruyó toda una columna de 25 tanques, 14 semiorugas y 14 portadores bren-gun en unos pocos minutos con su Tiger. Debido a la superioridad aérea aliada, los Tigers en Normandía y Francia fueron empleados principalmente en un papel defensivo estático. Esto les hacia ahorrar combustible ya que el Tiger consume enormes cantidades de gasolina. También mantuvo las averías mecánicas al mínimo.

A lo largo de la guerra, la mayor debilidad del Tiger era la pobre fiabilidad mecánica. Si el mantenimiento preventivo no se realizaba regularmente, la transmisión fallaba pronto debido al gran peso del tanque. El resultado fue un gran número de tigers abandonados y destruidos por sus tripulantes debido a averías mecánicas. La recuperación fue un problema constante debido al peso del Tiger, sólo los vehículos más grandes de recuperación podían remolcar un Tiger averiado. A menudo hacían falta varios para hacer el trabajo y, a pesar de que estaba prohibido por los reglamentos, los propios Tigers fueron a menudo obligados a arrastrar a sus compañeros. Las ruedas sobrepuestas también causaron problemas, a veces se obstruían con lodo y escombros congelados y esto podía causar que el tanque se quedara inmovilizado. El tamaño del tanque fue otra debilidad. Muchos puentes no podían soportar su peso y cualquier ruta que tomó tuvo que ser explorada previamente para asegurar que las carreteras eran bastante amplias. Vagones especiales tuvieron que ser utilizado para transportarlo y cadenas de transporte especiales que eran más estrechas tuvieron que ser preparadas para los viajes en tren, un trabajo que no fue apreciado por las tripulaciones.

Los puntos más fuertes del Tiger eran su arma principal y su armadura pesada. El 88mm KwK 36 L/56 era el arma antitanque más poderosa entonces en uso por cualquier ejército, capaz de penetrar 112 mm de blindaje a 1400 metros. El Tiger I tenía la mejor armadura de calidad de cualquier tanque alemán. La placa de níquel-acero laminado homogéneo tuvo el mejor nivel de dureza de armadura que cualquier otro tanque de la Segunda Guerra Mundial, lo que significa que era más fuerte y menos frágil. Fue utilizado en grandes espesores en el Tigre, lo que resulta en un gran peso, pero una protección extrema. La combinación de esta armadura masiva y poderosa arma hicieron que fuera un tanque casi imbatible. Tripulaciones enemigas a menudo observaban impotentes cómo sus disparos rebotaron en el Tiger y sus vehículos fueron destruidos rápidamente…a menudo a grandes distancias. El Tiger I era muy maniobrable para su peso y tamaño, y sólo 2 kmh más lento que el Panzer III y Panzer IV.

El Tiger I se convirtió en una de las máquinas legendarias de la Segunda Guerra Mundial. Se ha convertido en un tema popular para los modelistas, los entusiastas de los tanques, y los historiadores la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día hay sólo un puñado de supervivientes Tiger I , el más famoso es el Tiger 131 que aún está en funcionamiento en el Museo de Tanques de Bovington en Inglaterra. Obsoleto para los estándares de hoy en día, lo que fue una vez la máquina más poderosa del mundo ha pasado a la historia como uno de los grandes diseños de tanques de todos los tiempos.

Para conocer las características del Tiger I visita este enlace:
http://ww2info.es/armamento/vehiculos-de-combate/tiger/caracteristicas-tiger

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Suscríbete a nuestro Blog

Introduce tu email:

>